Clara Cabrera: "Cuba es un mercado ineludible para Canarias"

Clara Cabrera: "Cuba es un mercado ineludible para Canarias"

 

— ¿Son las posibilidades de inversión y negocio para los empresarios extranjeros en Cuba tan reales como se dice o, a nivel práctico, todavía persisten las dificultades tradicionales?
— Basándome en nuestra  experiencia en el país y en la información diaria de nuestra  delegación en La Habana, puedo afirmar que los cambios son muy leves, hay mucho sensacionalismo al respecto. Todo lo anunciado por Obama en su reciente visita a La Habana no es más que eso, un anuncio. La realidad es que, hoy por hoy, seguimos sin poder realizar operaciones comerciales internacionales en dólares. Por otro lado, la convivencia de dos monedas en el país dificulta aun más la inversión, puesto que plantea gran dificultad en la transferencia de dividendos. Esta transformación necesita una fuerte inversión capaz de ser llevada a cabo por instituciones del calibre del FMI, que pueda evitar una fuerte inflación, lo que traería como consecuencia una devaluación del valor de las inversiones existentes  en el país. Estados Unidos, integrante de esta institución, podrá vetar el voto a la integración de Cuba en su momento, algo que ralentiza aún más las posiblidades. Por todo ello, el que vaticina un cambio drástico está equivocado. Como dijo Raúl Castro, que abandonará la presidencia en 2018, tal y como anunció, esta transición está perfectamente organizada y más que atada. Vamos hacia un modelo autoritario con cierto capitalismo similar al de Vietnam, con capacidad de iniciativa, pero con fuerte control estatal.

— Pero se constata que China, uno de los tres países con más transacción económica con Cuba junto a Venezuela y España, ya tiene un nivel de penetración estimable en este mercado. ¿A qué lo atribuye?
— Las previsiones de crecimiento económico de los últimos años no han sido las esperadas, en parte debido a la fuerte caída de los precios del petróleo proveniente de Venezuela y a un menor nivel de ingresos  procedente de las exportaciones, de los famosos servicios a Venezuela, Brasil y algunos países sudafricanos. Esto ha hecho que disminuyan las importaciones de muchos países  aunque sí es cierto que China ha incrementado su posicionamiento, tanto en distintos proyectos como en operaciones comerciales, por su fuerte capacidad crediticia.  España aumentó,  igualmente, sus ventas al país en un 38% durante el año 2015 a pesar de la situación.

— Se habla de un desembarco masivo de Estados Unidos. ¿Habrá pastel para todos?
— No hay que tenerle miedo a los americanos.  Las oportunidades están y serán para todos, dentro de un marco competitivo donde habrá que convivir, al igual que en cualquier otro mercado. España cuenta  ya con un fuerte presencia en Latinoamérica. Todo  va más lento y controlado de lo que parece, pero no podemos dudar de que existen grandes oportunidades en materia de infraestructuras, telecomunicaciones, construcción y, cómo no, en turismo, donde hay previsión de crear 36.000 camas en 4 años y donde los españoles tenemos una fuerte presencia dominando el 90% del mercado con empresas como Meliá, Iberostar  o Tryp, cubriendo también, con compañías como Iberia y Air Europa, trayectos  diarios al país.

— ¿Cómo está posicionado el empresario canario en esta rampa?
— Existen muchas empresas canarias de enorme credibilidad y experiencia en el país. De alguna forma, nos unen fuertes lazos históricos y familiares en muchos casos. Creo que Cuba es un gran mercado para las empresas canarias que quieran introducirse, siempre tratando de ser bien asesoradas, para lo que sugiero ir de la mano de las que ya están en Cuba. El atractivo de Cuba para el mundo entero es incuestionable. Hay que abrir los ojos y posicionarse ya, aunque con mimo y respeto al país. En Canarias y en España ahora es necesario exportar y mercados como el que  brinda la mayor isla del Caribe son ineludibles.

— El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, anunció tiempo atrás su intención de visitar La Habana...
— El apoyo institucional siempre es bien recibido aunque, sinceramente, no nos consta que esta visita se vaya a producir. De lo que no me cabe  duda es que el Gobierno canario será muy bien recibido dada la hermandad que hay entre los dos pueblos.

— ¿En qué medida perjudica la inestabilidad política que hay ahora en España?
— Nosotros actuamos en un país donde hay unas normas que hay que cumplir y eso es lo esencial en nuestro avance empresarial. Sí es cierto que el presidente del Gobierno español, a diferencia de otros, no ha estado allí. Este parón institucional, desde luego, no ayuda. Ni con Cuba ni con nada.Y en la Asociación de Empresarios Españoles de Cuba  hemos notado cierto abandono. Pero José Luis de Guindos, ministro de Economía, y José Manuel Soria, ministro de Industria, sí han estado allí. Y durante esta visita conjunta, en el marco de la Feria Internacional de La Habana, se produjo una importante condonación de deuda histórica, lo cual es muy positivo para las relaciones bilaterales. El Gobierno cubano trata de volver al sistema financiero y, de hecho, acaba de firmar un acuerdo con el Club de París para la refinanciación de su deuda, tras treinta años en suspensión de pagos. Y, pese a todos estos condicionamientos, compañías de seguros y entidades bancarias españolas han aumentado con creces su nivel de riesgo apostando fuertemente por el país. Eso nos beneficia a todos por la cobertura de servicios que generan.

 

FUENTE: CANARIAS7

Español